Por una sociedad más ética y un mundo más positivo

Josep María Esquirol, es un profesor de Filosofía de la Universidad de Barcelona, que afirma que la pandemia nos está haciendo darnos cuenta de algunas cosas, como por ejemplo que el hogar de cada uno es un espacio de intimidad, y refugio ante las dificultades y dolores de la vida.

Pero lo que nos llama especialmente la atención es cuando nos dice que el movimiento más radical y más humano es el de cuidarnos, a nosotros mismos y a los demás. Los seres humanos somos interdependientes y tenemos la necesidad de protegernos unos a otros.

La generosidad y la amabilidad como gestos cotidianos llenos de valor, y que permiten llenar la vida de sentido y sabor.

Un joven palestino, Jihad Al-Suwaiti,  cuya madre estaba viviendo los últimos momentos de su vida a causa de la infección por el coronavirus, escaló la fachada de un hospital de Cisjordania hasta alcanzar la ventana de la habitación donde se encontraba. Era la única posibilidad de despedirse de ella, y no estaba dispuesto a perder esta oportunidad. Durante varias noches se mantuvo allí sentado para observar el estado de su madre, que ya anteriormente estaba siendo tratada de leucemia con 73 años

La noticia saltó a las redes y enseguida se hizo viral.

Historias como esta nos muestran un relato de cómo, a veces, podemos superar los obstáculos más elevados, a pesar los los estragos de todo tipo que la pandemia está causando en el mundo.

Una ONG, Goals for Freedom, organiza encuentros de fútbol amistosos en el Estadi del Túria de València para promover la integración y la participación de las personas migrantes, así como la sensibilización de la sociedad valenciana en su conjunto y su mejor conocimiento de otras sociedades y sus necesidades y posibilidades de desarrollo en derechos.

La iniciativa forma parte de un programa educativo que quiere fomentar la igualdad de derechos a través de la práctica del deporte, desarrollándose en la ciudad de Valencia y en Uganda.

Vídeo relacionado

La campaña que lleva el hashtag #PeleaConLoQueTienes busca conseguir donaciones solidarias para ayudar a muchas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Para ello propone que crees tu propia iniciativa con aquello que se te dé bien e invitar a tus seguidores a colaborar.

El confinamiento ha puesto en valore el talento de muchas personas que han compartido sus habilidades desde sus propias casas. Estas intervenciones virtuales han ayudado a mucha gente y pueden seguir ayudando a muchas más.

El primer paso consiste en crear tu propia iniciativa: Por ejemplo enseñar a hacer una receta, ganchillo, reparar un mueble, proponer un reto solidario...

En el segundo paso se elige la red social y se programa la actividad.

En el último paso se comparte la iniciativa para recoger donaciones.

Vídeo relacionado

Comidissimo es la marca comercial de Milhistorias, S.L. una empresa promovida por Fundación RAIS que tiene como objetivo favorecer el empleo protegido para colectivos en situación de exclusión social. Se dedican a la prestación de servicios de catering.

Mejorar el mundo cuidando de valores como responsabilidad social, trabajo en equipo desde el enfoque de derechos, transparencia y pasión por nuestro trabajo. Comidissimo es un catering con sabor… 100% social. 

Vídeo relacionado

A veces una simple pregunta que recibe una respuesta positiva puede llevar muy lejos. Esto fue lo que le ocurrió a Ángel, un empresario de San Sebastián de los Reyes, cuando le planteó a su amigo Carlos la posibilidad de hacer algo por los vecinos de Sanse durante el confinamiento por el COVID 19.

A partír de ahí comenzaron a unirse distintas personas como Sergio, Julio, Gerardo, Antonio... que se encargaron cada uno de distintos aspectos: relaciones con las instituciones, comunicación, voluntariado...

Un proyecto solidario que se puso en marcha, "La Furgo Solidaria de Sanse", que consiste en recoger alimentos y productos de higiene donados por vecinos, empresas, asociaciones, etc., para posteriormente ser distribuidos a las personas que lo necesiten del municipio.

Vídeo relacionado

Hay personas, que a pesar de su situación de vulnerabilidad, de sus experiencias extremas para poder sobrevivir, son capaces de ponerse ellos mismos a trabajar por los demás de forma generosa y altruista.

Félix Sesay tuvo que huir de Libia con solo 21  años, en una lancha neumática. Tras naufragar permaneció 28 horas en el agua hasta que fue rescatado por el "Aquarius". Llegó a España, y ahora se ha encontrado con esta epidemia, y decidió dedicarse a llevar comida a los ancianos que viven solos, como voluntario de la Cruz Roja.

 Este sanitario de 23 años es natural de Sierra Leona,que abandonó junto a otras 106 personas. Llegaron a Libia en donde continuó su odisea hasta llegar a una tierra que lo acogiera. Su objetivo futuro es ser cirujano para ayudar a los demás.

Vídeo relacionado