Por una sociedad más ética y un mundo más positivo

Adolescentes con vida saludable en Islandia

Valora este artículo
(1 Voto)
Algo ha cambiado en la juventud islandesa Algo ha cambiado en la juventud islandesa Imagen obtenida del vídeo del País https://elpais.com/elpais/2017/10/02/ciencia/1506960239_668613.amp.html

Islandia es un país en el que desde hace 20 años se toman medidas eficaces para mejorar la vida de los jóvenes y fomentar su salud. Ha reducido radicalmente el consumo de tabaco, drogas y bebidas alcohólicas entre los jóvenes. ¿Cómo lo ha conseguido y por qué otros países no siguen su ejemplo?

Actualmente, Islandia ocupa el primer puesto de la clasificación europea en cuanto a adolescentes con un estilo de vida saludable. El porcentaje de chicos de entre 15 y 16 años que habían cogido una borrachera el mes anterior se desplomó del 42% en 1998 al 5% en 2016. El porcentaje de los que habían consumido cannabisalguna vez ha pasado del 17 al 7%, y el de fumadores diarios de cigarrillos ha caído del 23% a tan solo el 3%.

El país ha conseguido cambiar la tendencia por una vía al mismo tiempo radical y empírica, pero se ha basado en gran medida en lo que se podría denominar “sentido común forzoso”. “Es el estudio más extraordinariamente intenso y profundo sobre el estrés en la vida de los adolescentes que he visto nunca”, elogia Milkman. 

Utilizando los datos de una encuesta y los conocimientos fruto de diversos estudios, se introdujo poco a poco un nuevo plan nacional. Recibió el nombre de Juventud en Islandia.

Se cambiaron las leyes: Se penalizó la compra de tabaco por menores de 18 años y la de alcohol por menores de 20, y se prohibió la publicidad de ambas sustancias. Se reforzaron los vínculos entre los padres y los centros de enseñanza mediante organizaciones de madres y padres que se debían crear por ley en todos los centros junto con consejos escolares con representación de los padres. Se instó a estos últimos a asistir a las charlas sobre la importancia de pasar mucho tiempo con sus hijos...

Se aumentó la financiación estatal de los clubs deportivos, musicales, artísticos, de danza y de otras actividades organizadas con el fin de ofrecer a los chicos otras maneras de sentirse parte de un grupo y de encontrarse a gusto que no fuesen consumiendo alcohol y drogas, y los hijos de familias con menos ingresos recibieron ayuda para participar en ellas. Por ejemplo, en Reikiavik, donde vive una tercera parte de la población del país, una Tarjeta de Ocio facilita 35.000 coronas (250 libras esterlinas) anuales por hijo para pagar las actividades recreativas.

https://elpais.com/elpais/2017/10/02/ciencia/1506960239_668613.amp.html

 

Visto 526 veces Modificado por última vez en Sábado, 13 Enero 2018 13:07