Por una sociedad más ética y un mundo más positivo

¿La solución al desinterés por la lectura de nuestros niños/as?

Valora este artículo
(1 Voto)
Crea cuentos personalizados para niños. Crea cuentos personalizados para niños. De la página web https://www.mumablue.com/?gclid=Cj0KCQiAuZXQBRDKARIsAMwpUeTsZ1JQT8bqwXwWhiFYIN8ywNwsJZWJLk8_47juSCBAzgORMYzy8N8aAgUAEALw_wcB

Jesús María Soriguren, socio de MundoMOTIVA, nos envía este interesante artículo sobre la posibilidad de crear cuentos personalizados con nuestros hijos y recibirlos editados. La información se ha entresacado del suplemento dominical del periódico EL PAIS titulado NEGOCIOS (nº 1.670, Domingo 5 de noviembre de 2017, pg. 26) en el apartado de EMPRENDEDORES con el título “Niños que viven su propio cuento”): 

"No hablamos de esos cuentos en los que se pega la foto del niño y se le pone a realizar cosas, de una manera alocada…Al final el niño se aburre de verse a sí mismo. ¡No! Se trata de crear, previamente, una plataforma para definir las características físicas de un pequeño: Color y forma de sus ojos, tono de piel, tipos de cabello, gafas, pecas, audífonos, ¿discapacidad?...y así tener una combinación de más de 300.000 formas posibles. Y crear un argumento en el que el niño se sienta protagonista. Cada historia acerca a los pequeños el interés por la ciencia, el respeto por las culturas, el compañerismo, la autoestima… “Mi hijo ya no tiene miedo por las noches desde que leyó el cuento, su cuento” manifiesta una madre.

Detrás de esta idea genial esta una joven madre, Cristina Rodríguez, a quien la vida le puso en este mirador creativo. Su empresa le propuso para un ascenso y, al manifestar que estaba embarazada (pero que ello no suponía rebajar su compromiso con la empresa) fue despedida…

En lugar de maldecir la oscuridad, encendió una pequeña cerilla… Le preocupaba que las nuevas tecnologías apartasen a los niños de ese disfrute de la lectura que ella había tenido y se puso a trabajar en esa idea: cada niño ha de ser el eje central de una historia que transmita valores.

Creó una empresa, Mumablue, alojada en el Campus Google de Madrid (donde solo hay siete startups) cuando Cristina tenía 33 años (2015). El primer día vendieron un libro. “Este libro trajo a otros dos, esos dos a otros cuatro”. En año y medio han vendido más de 50.000…Empezaron en España. Después cruzaron la frontera del idioma: Francia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y varios países latinoamericanos fueron el nuevo mercado…Hoy trabajan en siete idiomas. El lenguaje de los valores es universal.

Se ha sabido rodear de trabajadores ilusionados con la idea. Pactó la producción con una imprenta de Madrid al borde de la quiebra. “Aceptaron porque no tenían muchas opciones, ahora su negocio ha reflotado”

¿Miedo al futuro? Temía el crecimiento porque suponía arriesgar el equipo humano del que se ha rodeado pero piensa que lo ha superado. Su preocupación, ahora, es crear nuevas ideas y no pensar en el cuento de la lechera."

Visto 160 veces Modificado por última vez en Jueves, 23 Noviembre 2017 16:31

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.