Por una sociedad más ética y un mundo más positivo

Proyecto de educación digital Profuturo en África

Valora este artículo
(1 Voto)
(Foto: Ismael Martínez Sánchez) (Foto: Ismael Martínez Sánchez) https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-02-03/profuturo-kenia-educacion-digital-huerfanos-sida_1515780/

¿Y si la tecnología (en forma de “teléfonos grandes”) fuese el segundo gran motivador del aprendizaje?

La experiencia tiene lugar en Korogocho, uno de los peores ghetos de Nairobi (Kenia). El mayor vertedero de África donde se depositan diariamente más de 2.500 toneladas de metales pesados y toxinas ambienta el lugar. A causa de este humo tóxico la mitad de los niños sufren enfermedades respiratorias. Las familias pagan a las mafias para poder recoger parte de esos productos abandonados para venderlos posteriormente. Es una actividad peligrosa (eufemismo de mortal)

Una institución educativa no encontró mejor lugar para situar su centro escolar: La escuela de St. John, un enclave que emana educación (hace la vida mejor) y credibilidad en las calles. Comenzaron hace 10 años sin ningún tipo de discriminación ideológica, económica o religiosa. “¿Cómo decidir quién necesita venir aquí cuando todos lo necesitan realmente?” comenta Frederick Sway, uno de los responsables del proyecto. Todos los años 200 niños se quedan en lista de espera. El edificio no da para más…

Con la ayuda de ProFuturo (un proyecto español financiado por dos Fundaciones relacionadas con bancos y teléfonos) llevan un año utilizando tabletas digitales (“teléfonos grandes” en su argot) y son los mejores momentos de la semana. Saben poco de España pero recitan de memoria las alineaciones del Real Madrid o del Barcelona, cosas de la “aldea global”…

“Han mejorado mucho desde que tenemos este sistema” confiesa el profesor de matemáticas. “Les resulta más fácil recordar lo que estudian” “Lo mejor es que pueden saber en el momento si han respondido bien o mal” “Alimenta la creatividad de unos niños que tienen como único horizonte las colinas de hojalata” añaden otros profesores.

¿Pegas? Varias… 130 tabletas para 750 alumnos dan lugar a un difícil reparto y…tienen pocos contenidos (lecciones). Haría falta más (tabletas y contenidos). “Por favor, decid que a los niños les vendría muy bien” repite uno de los maestros esperando que su grito sea escuchado.

Me quedo con las ganas de preguntarles si está tecnología es la panacea de los males educativos de nuestra civilización ¿superior? Sospecho que la respuesta es la de siempre: El primer motivador (de movere: que mueve, tiene la virtud de mover) es…las “ganas” de aprender. En estos ambientes “difíciles” se da por hecho que la poseen…

(EL PAIS: Domingo 4 de febrero de 2018, Pg. 7: "Tabletas en el vertedero").

 También:

https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-02-03/profuturo-kenia-educacion-digital-huerfanos-sida_1515780/

 

 

Visto 632 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Febrero 2018 17:05