Por una sociedad más ética y un mundo más positivo

Juntos por la Paz

Valora este artículo
(1 Voto)
Dieudonné Nzapalainga, arzobispo de Bangui, y Kobine Layama, imán de la mezquita central de la capital centroafricana. Dieudonné Nzapalainga, arzobispo de Bangui, y Kobine Layama, imán de la mezquita central de la capital centroafricana. JAVIER SÁNCHEZ SALCEDO/MUNDO NEGRO

 En la República Centroafricana un imán y un cardenal se han unido para buscar la paz en su país. Niegan que las supuestas luchas religiosas entre cristianos y musulmanes tengan ese carácter y afirman que el fondo de la cuestión está en una lucha militar y política cuyo origen es la distribución de la riqueza.

En Bangui,la capital de la martirizada República Centroafricana, la gente los llama los 'mellizos de Dios'. Y eso que son muy diferentes en casi todo. Uno es el cardenal Nzapalainga, alto y fornido, arzobispo de Bangui y, lógicamente, católico. El otro es el imam Kobine Layama, pequeño, delgado, líder musulmán de la capital y, como es lógico, musulmán.

Precisamente porque les parece violenta, ambos líderes religiosos denuncian la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de cerrar sus fronteras a siete países musulmanes. "Una decisión nada sabia. Es una muestra más de la instrumentalización política de la religión. Hay que llamar gato al gato y perro al perro y diferenciar al criminal del creyente", explica el imam.

Visto 193 veces Modificado por última vez en Miércoles, 22 Febrero 2017 16:24

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.