Por una sociedad más ética y un mundo más positivo

El señor de los libros

Valora este artículo
(0 votos)
El señor de los libros Imagen tomada del facebook de La fuerza de las palabras

¿Es posible tener la biblioteca más grande de América Latina en casa sin gastar un solo peso? José Alberto Gutiérrez lo logró a punta de madrugadas y mucha perseverancia.

Todo comenzó cuando este bogotano de 53 años se adentró en el oficio de la recolección de desechos. Ahí descubrió que muchos ciudadanos tiraban literalmente a la basura joyas literarias.

Esta historia recuerda la narrada por el novelista checo Bohumil Hrabal en su obra "Una soledad demasiado ruidosa", protagonizada por un hombre que rescataba libros de la basura para llevarlos a su casa. Como en el caso narrado a través de la ficción, José Alberto Gutiérrez cree que la cultura es algo que jamás debe naufragar dentro de las toneladas de desechos arrojados día a día por todos y que la verdadera forma de reciclar un libro es leyéndolo de nuevo.

Gutiérrez encontró su misión en la vida en esta actividad que compaginaba a la perfección con su oficio diario. “Esto hacía que mi trabajo fuera mucho más importante, porque madrugaba más y estaba lleno de entusiasmo todos los días por saber qué me iba a encontrar. Me venía con 20 o 30 libros todos los días”, cuenta con entusiasmo.

Lo que hace Gutiérrez no está motivado por una recompensa económica. De hecho su amor por la lectura comenzó desde muy temprano gracias a su madre. “Ella me leía todas las noches. Tuve una niñez muy humilde, no tenía grandes cosas. Pero a mi madrecita le agradezco todos los días porque este fue el regalo más grande que me hizo”, recuerda.

El hecho de haber estudiado sólo hasta segundo de primaria no ha sido obstáculo para que José Alberto Gutiérrez haya dedicado los últimos 16 años de su vida a rescatar libros de la basura, que luego presta o regala a niños y jóvenes más pobres.

Inició su labor cuando iba al volante de un camión recolector de basura en las noches por los barrios ricos de Bogotá. Poco a poco, los libros recuperados se fueron agolpando hasta que su vivienda se convirtió en una pequeña biblioteca comunitaria que sirve a los habitantes del empobrecido barrio La Nueva Gloria y que Gutiérrez bautizó "La Fuerza de las Palabras".

Su casa tiene 90 metros cuadrados y 70 de ellos los utiliza para mimar a sus miles de libros y atender a sus lectores.

http://www.elpais.com.co/opinion/columnistas/laura-posada/el-senor-de-los-libros.html

 

 


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/curiosidades/article32411067.html#storylink=cpy
Visto 357 veces Modificado por última vez en Viernes, 05 Mayo 2017 15:09

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.