Por una sociedad más ética y un mundo más positivo

Cambia su vida y la tuya, acogimiento familiar. Esta es la nueva campaña que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha iniciado para promover el acogimiento familiar de miles de niños que en toda España viven en residencias de menores: 13.500 niños.

Hoy 20 de noviembre es el Día Internacional de la Infancia. Aprovechamos esta fecha para promover el derecho de todo niño a vivir en una familia que le cuide y permita su desarrollo integral.

El objetivo principal de la campaña es aumentar el número de familias de acogida, encontrar una familia para los niños y niñas que viven su infancia en centros residenciales bajo la tutela de los Servicios de Protección de Menores y, al mismo tiempo, realizar una labor pedagógica y de concienciación para que la sociedad conozca qué es el acogimiento familiar y el perfil de los niños y niñas que se encuentran en los centros esperando la llegada de una familia.

La campaña cuenta con la colaboración de todas las comunidades y ciudades Autónomas, de tal manera que las familias que tienen interés en ofrecerse para acogimiento familiar puedan dirigirse, en cada territorio, a la Entidad Pública de Protección de Menores correspondiente.

La campaña está dirigida a la población general, con especial atención a personas de edad comprendida entre 25 y 60 años y su difusión se hará a través de medios gráficos e Internet. 

El acogimiento familiar es el recurso que evita la institucionalización de niños cuyos padres, por circunstancias personales o sociales, no pueden hacerse cargo de ellos y pasan a ser tutelados por la administración. La retirada de la tutela a los padres biológicos puede ser por un periodo de tiempo temporal o permanente, durante el cual debe primarse el bienestar el menor.

Publicado en Noticias

Zenobia Camprubí Aymar y el poeta Juan Ramón Jiménez, premio Nobel de Literatura, formaron un matrimonio en donde la poesía y la cultura estuvieron presentes a muchos niveles: traducciones, colaboraciones, ediciones... Pero hoy queremos reseñar la ingente labor solidaria y humanitaria de esta pareja.

Antes de casarse, Zenobia desarrollaba labores de voluntariado en una época en la que esto era realmente singular. En el patio de su casa en La Rábida organizó una escuela en donde enseñaba a leer y escribir a 19 chicos de la zona.

Más adelante, ya viviendo con el poeta, funda o participa en asociaciones como "Enfermeras a Domicilio", "El ropero de Santa Rita", "La visita domiciliaria", "El comité femenino de Higiene Popular"...

Al comienzo de la Guerra Civil el matrimonio pide a la Junta para la Protección de la Infancia, acoger a una docena de niños huérfanos de 4 a 6 años para encargarse de ellos en su casa de Madrid. Para su manutención tienen que empeñar valiosos objetos en el famoso Monte de Piedad

Publicado en Noticias

CATALEJO es un programa de intervención socio educativa para menores (niños y adolescentes) en situación de riesgo o desventaja social, con el fin de mejorar su rendimiento académico e integración en los ámbitos educativo, familiar y comunitario. Fomentando la adquisición o desarrollo de valores tales como el respeto, tolerancia, responsabilidad, solidaridad, etc. que  lleva a cabo la Fundación REDA en San Sebastián de los Reyes, Madrid.

 

Este programa realiza también, un trabajo continuado de apoyo y orientación a las familias de los menores participantes, mediante el asesoramiento en temas educativos, de relación padres-hijos, mediación en conflictos y formación.

Publicado en Noticias

Hace veinticinco años que esta mujer, Indira Ranamagar, vio por primera vez algo que iba a cambiar su vida por completo: un niño entre rejas. Desde ese momento tomó la decisión de centrarse en proteger a los menores que viven en las prisiones de Nepal. Ranamagar nació en una localidad del este de este país asiático del Himalaya. Desde pequeña siempre soñó con ir a la escuela, como sus hermanos varones, pero su familia no tenía los recursos suficientes. Y además, las mujeres “solo servían para estar en casa y tener hijos”. Pero a pesar de todo, logró conseguir una beca y estudiar en la capital, Katmandú.

Publicado en Noticias