Por una sociedad más ética y un mundo más positivo

Javier Hortal

Javier Hortal

Esta historia comenzó hace tiempo, pero ahora ha tenido un final donde el agradecimiento y la generosidad han saltado a la luz pública.

Durante la Segunda Guerra Mundial un niño llegaba junto a su familia al pueblo francés Le Chambon-sur-Lignon, huyendo de la persecución nazi. Allí encontraron refugio y ayuda durante dos largos años.

Ahora, tras la muerte de ese niño, Eric Schwan, con 90 años, ha dejado en su testamento 2 millones de euros para que se empleen en proyectos que contribuyan a que la gente más joven se quede a vivir en esa localidad.

Madrid Futuro, una asociación que pretende impulsar proyectos que transformen la ciudad de Madrid y contribuyan a su crecimiento sostenible, ha puesto en marcha una plataforma denominada La Barra Digital, que tiene el objetivo digitalizar el sector hostelero madrileño para paliar el impacto tan negativo que está provocando esta pandemia de COVID 19.

Esta nueva plataforma emplea tres pilares para conseguir la digitalización de los bares y restaurantes de la capital: la formación, el asesoramiento, y una serie de beneficios exclusivos.

Todo ello traerá una mayor adaptación a esta nueva realidad en la que estamos viviendo.

Una luz en la oscuridad es el documental que cuenta la historia de Marta Borrell, una joven estudiante sevillana que realizó una viaje fin de curso a una clase de Marruecos. Allí conoció la precariedad y la falta de recursos de las escuelas. Este documental se atreve a mostrar las necesidades y carencias educativas de las escuelas africanas.

Pero también nos muestra como una joven adolescente puede interesarse por las carencias educativas en este continente que está tan cerca de nosotros, como su impulso puede llevar a sensibilizar y dar a conocer estas realidades para que puedan ser mejoradas.

En la Cañada Real, uno de los espacios con más carencias de nuestro país, una iniciativa que unió a vecinos y arquitectos, logró construir una centro sociocomunitario donde reunirse, compartir, formarse y abrir esperanzas.

Hace dos años este centro fue levantado por la propia comunidad guiados por el arquitecto Santiago Cirugeda y su estudio Recetas Urbanas.

Una calle de 15 kilómetros de largo, con graves carencias de servicios para las personas que allí viven, tiene un lugar ahora donde se solucionan problemas entre etnias distintas, se aprende idiomas, se apoya a los estudiantes, se enseña a tocar el violín...

De nuevo la ciudad de Madrid, y los pueblos y ciudades de alrededor, han vuelto a poner en marcha su capacidad solidaria ante la mayor nevada de los últimos 100 años y el colapso que esta provocó. Los valores éticos más universales se han activado para responder a esta situación tan adversa.

Vecinos que con cualquier herramienta u objeto se ponen a hacer transitables mínimamente las aceras, al menos para acceder al único transporte que funciona, el metro.

Taxistas repartiendo mantas por la ciudad ayudando a los Mensajeros de la Paz del padre Ángel.

Jóvenes cargados con guantes, gorros y mantas que visitan a las personas sin techa que duermen protegidos del frío en el suburbano.

Comerciantes que despejan la entrada de sus negocios y que ayudan, a otros que necesitaban de apoyo.

Conductores de todoterrenos que se ofrecen para realizar traslados de urgencia a hospitales y otros lugares.

Grupos de whatsapp vecinales creados para coordinar la ayuda a personas mayores con problemas de movilidad, echar una mano con la recogida de basura, o sacar un coche del atolladero.

El Samur Social interviniendo con los más desfavorecidos.

Kalipay es una Fundación que actúa en una de las zonas con mayor pobreza infantil en Filipinas. Allí los niños que han sufrido abandono o cualquier tipo de abuso pueden encontrar un refugio seguro, un lugar en el que recuperarse de sus heridas causadas por la explotación laboral, la prostitución, la violencia sexual... que hayan podido vivir en las calles de las ciudades.

Kalipay en la lengua tagala significa felicidad.

AIDA Books&More es una red solidaria constituida por librerías de distintas partes de España como Madrid, Barcelona, Segovia, Castellón, Valencia, Santander, Vigo, Albacete... Se ponen a la venta todo tipo de libros donados por particulares e instituciones con el objetivo de financiar proyectos de cooperación al desarrollo con los beneficios obtenidos.

Los libros se pueden donar o comprar en cualquiera de las librerías de forma presencial. Para adquirirlos a muy buen precio también de forma online.

Para más información sobre esta iniciativa http://www.ong-aida.org/

El premio de educación más importante del mundo, el Global Teacher Prize, se ha otorgado en 2020 al maestro indio Ranjistsinh Disale. Su experiencia parte de una escuela derruida a la que las niñas apenas acudían por su pronto casamiento para evitar ser una carga familiar. Igualmente los niños faltaban frecuentemente por tener que ayudar a sus padres en el campo.

A partir de esta situación desfavorable fue casa por casa hablando con las familias, tradujo los libros de texto al idioma local, y los completó con códigos QR para que los menores pudiesen descargarse historia, poemas y deberes en su propia lengua.

La escuela sufrió un ataque terrorista y luego vino la pandemia del COVIC, aun así los estudiantes continúan con sus lecciones, los matrimonios infantiles casi han desaparecido y la escolarización alcanza el 100%.

La UNESCO ha lanzado un movimiento mundial para artistas y profesionales de la cultura llamado ResiliArt para hacer frente a la COVID 19. El objetivo es que los profesionales de la cultura se unan a este movimiento y así garantizar conversaciones, debates, intercambio de datos y esfuerzos  y sensibilización social que permitan que el sector cultural de cada región del mundo supere la crisis a la que le ha llevado la pandemia del COVID.

Las instituciones culturales se cerraron totalmente en 128 países y parcialmente en 32. Por ejemplo La industria cinematográfica mundial ha registrado una pérdida de ingresos de 7.000 millones de dólares.

La música, el teatro, el cine, los espectáculos de ocio, literarios, plásticos... merecen este apoyo y reconocimiento.

Os presentamos un proyecto original y lleno de esperanza, Ventanas al mundo, una experiencia relacionada con la infancia cuyo objetivo fue romper el aislamiento social durante el confinamiento establecido en muchos países para prevenir la pandemia. Para ello utilizó el arte y la creación colectiva como medio de expresión y comunicación con los otros.

La muestra acoge cientos de obras de niños y niñas de distintos países que se asomaron a su ventana y contaron cómo se ve el mundo desde la casa de cada uno, con la frescura y la mirada tan singular de cada uno de ellos.