Por una sociedad más ética y un mundo más positivo

Noticias (357)

Lunes, 09 Marzo 2020 07:34

Solidaridad con un compañero con leucemia

Escrito por

Cuando un niño, un adolescente, tiene cáncer hay muchas formas de apoyarle, de acompañarle en el camino del tratamiento que tendrá que realizar.

Ocho compañeros del colegio de David, diagnosticado en agosto de este año de Leucemia Linfoblástica, decidieron cortarse el pelo en solidaridad con su compañero, que temía los efectos más visibles de la quimioterapia como es la caída del cabello.

Los protagonistas de esta estupenda acción son alumnos de sexto de Primaria del colegio Fundación Caldeiro.

Cuando se extiende la epidemia que estamos viviendo y con ella actitudes de miedo que solo empeoran las cosas, a la vez se expande la solidaridad en muchos ámbitos: vecinos que se ofrecen para hacer recados a aquellos que no pueden salir de casa y viven solos, estudiantes que gratuitamente se anuncian para atender a niños, médicos y personal sanitario que excede su horario de trabajo para ocuparse de todos aquellos que necesitan su atención, docentes que buscan actividades online para que su alumnado no pierda el curso, personal de limpieza que trabaja con toda su responsabilidad, policías, bomberos, trabajadores del transporte público, personal de las tiendas y supermercados que saben que su trabajo es imprescindible para que todo siga funcionando, asociaciones que de alguna manera siguen atendiendo a los colectivos vulnerables de los que se encargan...

 Aplaudimos estos gestos que demuestran que vivimos en una sociedad más sana y solidaria de lo que a veces se transmite por los medios de comunicación.

Un movimiento de solidaridad que sin dejar de seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias actúa por el bien común.

La conciencia colectiva de que somos responsables de la protección del otro lleva a muchos tipos de acciones: desde los pequeños gestos solidarios hasta la investigación clínica en busca de un antiviral que sea efectivo ante la expansión de esta epidemia.

En muchas ciudades de España se está estableciendo la costumbre de salir a aplaudir en las terrazas y ventanas a todos aquellos que están cuidando de muchas formas distintas de la ciudadanía: personal médico y sanitario los primeros, pero también trabajadores del comercio alimenticio, de los transportes, de los policías, del personal de limpieza, de las asociaciones que se encargan de los más necesitados... Una ola de apoyo mutuo que se manifiesta en los ascensores de nuestros edificios donde jóvenes vecinos se ofrecen a los mayores para hacer la compra o sacar al perro, en la respuesta de más de 7000 voluntarios que se ofrecen a la llamada de la Comunidad de Madrid inscribiéndose para ayudar a la población más vulnerable... En otras partes del mundo también se actúa de esta forma: El chef José Andrés cerró desde este lunes sus restaurantes en el área de Washington DC y anunció que transformará algunos de ellos en «cocinas comunitarias» para afrontar la crisis por el avance del coronavirus en Estados Unidos.

Recordamos otros actos solidarios individuales a tener en cuenta:

- Seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias.

- No salir de casa salvo los casos de necesidad (trabajo, compra de alimentos o medicamentos...)

- No propagar bulos, vídeos o noticias no contrastadas entre nuestro entorno personal o digital.

- No acumular ni comprar comida y productos innecesariamente, esto permitirá que cuando los necesitemos de verdad podamos adquirirlos cualquiera de nosotros.

- Establecer nuevas rutinas saludables que permitan mantenernos a todos en la mejor forma para afrontar esta crisis sanitaria y social: ejercicio físico en casa, alimentación saludable, ocio variado, contacto online con el entorno, formación online...

 Os aconsejamos la lectura de esta reflexión del psicólogo F. Morelli sobre el Covid-19 y las implicaciones sociales que tiene:  https://elmundo.sv/reflexiones-de-vida-sobre-el-coronavirus/

Multitud de iniciativas se están poniendo en marcha para conseguir los recursos necesarios de información, coordinación, protección y cuidado de los pacientes y trabajadores sanitarios en relación con la pandemia del COVID-19.

El movimiento "Coronavirus Makers, tecnología al servicio sanitario": Una iniciativa sin ánimo de lucro para la construcción de material médico mediante impresión 3D cuenta ya con casi 2.000 voluntarios y diversos proyectos que pueden salvar vidas. https://www.computerworld.es/tecnologia/coronavirus-makers-tecnologia-al-servicio-sanitario

En la página de https://www.coronavirusmakers.org/index.php/es/ están pidiendo voluntarios para saber de que habilidades y recursos directos pueden disponer. Por ejemplo, los colectivos que utilizan impresoras 3D...

- Viseras de protección contra salpicaduras con láminas de acetato para abastecer al personal sanitario.

- Modelos sencillos y prácticos de gafas estilo buzo, donde la montura sea imprimible, y los cristales (o acetatos) sean fáciles de sustituir y anclar.

- Búsqueda y diseño de artilugios para agarrar pomos, abrir puertas, tirar del WC, etc.

- Diseño de infografías o webapps que ayuden a tomar decisiones, y calculadora online.

- Búsqueda o creación de una aplicación (como software libre) para geolocalizar y conectar necesidades y voluntarios.

- Respiradores automáticos en 3D para hospitales creado por Makers. https://innovadores.larazon.es/es/asi-es-respirador-automatico-3d-hospitales-creado-por-makers/

...

Miércoles, 25 Marzo 2020 11:06

Solidaridad vecinal en tiempos del coronavirus

Escrito por

Multitud de iniciativas de todo tipo se están abriendo paso y dando respuesta en estos momentos tan difíciles para todos, especialmente para los más vulnerables. Redes que se tejen para ayudar a los que lo necesitan...

En la web de "supervecina" tenemos iniciativas como https://www.supervecina.com/#/yaquevas donde se ofrece ayuda como vecino o administrador a aquellos vecinos que lo necesiten.

En Boadilla del Monte un grupo de vecinos han querido llevar a cabo la fabricación de mascarillas para ayudar a las personas que día a día se esfuerzan por cuidarnos y por salvarnos la vida: los profesionales sanitarios. La idea surge de Rocío, una administrativa que siempre le ha gustado coser, pero nunca había cosido mascarillas, entonces busco vídeos para saber como se hacían... https://www.cope.es/actualidad/mas-madrid/noticias/vecinos-boadilla-del-monte-ayudan-una-manera-solidaria-fabrican-mascarillas-para-sanitarios-20200324_656847

En Santiago de Compostela, la Asociación Veciñal As Marías, de la zona de Espíritu Santo y Basquiños, se ha ofrecido para ayudar a todas las personas mayores y grupos de riesgo para realizar labores como ir a la compra o a por medicamentos a las farmacias. Los voluntarios aprovisionarán con el reclamo ‘Precisas algo?’ a todos aquellos que necesiten de este servicio durante el confinamiento. https://www.galiciapress.es/texto-diario/mostrar/1848309/asociaciones-vecinales-compostelanas-ofrecen-ayuda-mayores-grupos-riesgo-abastecerse-durante-cuarentena

La web ¿Tienes sal?  propone en Madrid un barrio activo y solidario. https://tienes-sal.es/ también actúa ahora atendiendo las necesidades de aquellos más vulnerables.

La iniciativa Cartas contra la soledad, ha supuesto que muchas personas mayores confinadas en residencias puedan relacionarse y ayudarles a sobrellevar el distanciamiento social.

En nuestro país hay cientos de miles de personas mayores viviendo en residencias. Las medidas preventivas impuestas por el Gobierno para frenar el avance del Coronavirus han supuesto que todas ellas se hayan visto privadas de las visitas de sus familiares y amigos que endulzaban sus rutinas y de muchas de las actividades que amenizaban su vida diaria. 

Dice Marta Gil, directora de la Asociación de Voluntarios de “laCaixa”: Aunque resulte paradójico, el confinamiento puede ser una buena oportunidad para conectar con personas a las que no conocemos. ¿Y cómo? Pues en este caso, a la vieja usanza, por carta. “Intentamos que sean cartas manuscritas. Los voluntarios las escanean y las envían por email. Luego éstas se imprimen y se hacen llegar a los mayores, que responden de vuelta, a veces con algo de ayuda del personal de la residencia”.

Las personas mayores son en estos momentos uno de los colectivos más vulnerables de la población y merecen todo nuestro cariño, cuidado y atención. Una sociedad que respeta y cuida de sus mayores demuestra su grado de civismo, humanidad y dignidad.

Muchos teléfonos y servicios están destinados a que nuestros mayores tengan una calidad de vida aceptable, incluso en estos tiempos críticos. Más abajo os ponemos algunos de estos:

Esta iniciativa pretende fomentar, desde la empresa, la participación en una gran red vecinal; cada empleado en su escalera, con sus vecinos... La Fundación Alicia y Guillermo, en colaboración con la Fundación Mayores de Hoy, Red Senior y Entremayores, lanza una nueva parte de su campaña #NingunaPersonaMayorSola frente a la crisis del Covid19.

Esta fundación se ocupó desde el primer momento de adaptar sus programas a la nueva situación, para hacer frente al forzoso aislamiento, que deja a muchas personas mayores solas en sus hogares.

Aplaudimos hoy la iniciativa que ha tenido una enfermera de un hospital de distribuir 2.000 tablets y móviles entre los pacientes que están aislados para que puedan seguir en contacto con sus familias.

Esther, que se presenta como "mienfermerafavorita" en las redes, y que prefiere no dar su apellido ni identificar el centro en el que trabaja, nos cuenta que hay familias que ni siguiera saben donde está ingresado su familiar.

Todo comenzó hace unos días con una veintena de pacientes en el Hospital 12 de octubre. Junto con Victoria Trasmonte, médico que trabaja en la UVI, pidieron tres tablets para utilizarlas en las unidades de medicina intensiva. Tras comentarlo con los compañeros de otras plantas la iniciativa se fue extendiendo.

Lunes, 20 Abril 2020 08:20

Tañen las campanas en repique solidario

Escrito por

En estos días en que todos resistimos la pandemia siguiendo las recomendaciones dictadas, que nos esforzamos en frenar los contagios, que aplaudimos a los profesionales que se arriesgan por ayudarnos en la enfermedad y en el día a día de nuestras necesidades, también queremos recordar a nuestros difuntos. Esta necesidad tan humana de acompañar a los nuestros ha hecho surgir de la ciudadanía y secundada por ayuntamientos, iglesias y diversas asociaciones como Amica o Mensajeros de La Paz, la iniciativa de hacer tañer las campanas de todos los municipios españoles a las 12 de la mañana, en recuerdo de los fallecidos y en apoyo a los enfermos por el COVID19.

La vejez, el confinamiento, la soledad, la dependencia…- me decía recientemente un amigo- ha sido la causa última del fallecimiento de un familiar de 86 años en un incendio doméstico. El hecho trágico ha ocurrido en Zalamea de la Serena, esa población extremeña que todos los años sus gentes se unen y representan la lucha del mítico alcalde por defender la dignidad de su hija…

A bastantes kilómetros de distancia, en Vitoria-Gasteiz, Sofía Rodríguez, titulada en atención sociosanitaria, trabajadora en Residencias y fundadora de la Asociación Psikopompo, ha llegado a la misma conclusión y trata de aliviar el aislamiento de los mayores: el silencio, la soledad y el miedo, durante este periodo de confinamiento, es una mezcla peligrosa para nuestros abuelos: Parece mentira que en pleno siglo XXI, en plena era de la información, la soledad se haya colado con tanta fuerza en muchas casas- se lamenta.

¿Nos lamentamos y nos quedamos tranquilos? ¡No! Vamos a buscar radios (transistores), ese icono de la generación de la posguerra (llevaba consigo el calor de la compañía, la cercanía de la palabra y el entretenimiento) para que ningún mayor tenga el silencio como acompañante perpetuo. Serán las palabras radiofónicas las que acompañen su atardecer y le preparen para ese mundo de los sueños diario. ¿Cómo lo hacemos? Muy sencillo: Pedimos radios a la población vitoriana. En menos de media hora tenía más de 300. Hoteles, empresas, personas particulares hicieron su donación que se repartieron en residencias y domicilios particulares. Ahora tiene pendientes el reparto de más de 500 y una serie de direcciones para recoger más.